La familia bajo ataque

1. Relación entre sociedad, persona, familia y pareja
[Predicación en la Asociación "Jesús en Ti confío" de Bucaramanga, Colombia, en Febrero de 2014.] 

* No podemos renovar la sociedad sólo renovando leyes o creando nuevas instituciones: si no se renuevan los corazones y las personas simplemente hemos aumentado la burocracia y el gasto público.

* No podemos renovar las personas sino cuidamos su infancia y su juventud. La mayor parte y la parte más grave de las heridas y carencias de las personas suceden en los primeros años de vida.

* No podemos renovar y mejorar la infancia sin mejorar la familia, que es el lugar donde transcurren esos años decisivos.

* No podemos sanar y renovar la familia si no se renuevan las parejas, porque es de la semilla masculina y femenina de la pareja de donde brotan las nuevas generaciones.

* No podemos renovar la pareja si no se renueva el amor que se tienen. Y puesto que un elemento fundamental de ese amor, en lo que tiene que ver con dar nueva vida, es la sexualidad: no se pude renovar la vida de pareja sin una comprensión mucho más humana de lo que es la sexualidad.

2. Presiones externas de destrucción de la familia
* Entre el individuo y el Estado no hay una relación simple que pudiera reducirse a unas normas básicas de conducta civil. Por su propia naturaleza, la legislación de cada Estado define un perfil de lo que es aceptable y deseable, por un lado, o de lo que es detestable y prohibido por otro lado. Eso significa que las leyes de cada lugar son un perfil de vida humana, con sus puntos fuertes y sus incoherencias, vacíos o defectos.

* Llama la atención cómo en nuestro tiempo se impone agresivamente un conjunto de leyes que desprecian la vida inocente hasta el punto de considerar como un "derecho" el aborto gratuito mientras se considera como pináculo de monstruosidad a aquellos que no aprueban el comportamiento homosexual. Daría la impresión de que en nuestro tiempo el único crimen realmente horrendo es ser homófobo. ¿Qué hay detrás de semejante inversión de valores y prioridades?

* Tres fuerzas concurren en el deseo de dejar al individuo inerme, destituido de una familia que le forme yuna Iglesia que lo acoja, ilumine y restaure: el poder de un Estado idolizado y sacralizado, el dios Mercado, y las múltiples fuerzas que ven en la Iglesia el gran estorbo para sus agendas de dominación.

3. Propuestas concretas en defensa de la familia
* Actitudes que no caben:

1. Acostumbramiento o resignación:
- Porque “ahora las cosas son así”
- Por tender un supuesto puente con las nuevas generaciones.
- Por evitar exclusión social.
- Por no repetir errores de fanatismo en el pasado.

2. Cinismo o escepticismo
- Por un sentido pragmático de las ventajas que puede tener hacer alianza con las nuevas fuerzas de la sociedad.
- Por aprovechar el libertinaje de otros.
- Por una especie de desquite con respecto a las cosas que uno vivió en la infancia o juventud.

3. Quejumbre o derrotismo
- Porque es más cómodo considerarse uno muy bueno y juzgar a todos los demás.
- Porque es cómodo declarar que todo está perdido y decidir que ya no hay que luchar.
- Porque la nostalgia es un sentimiento aglutinante qué sirve para dar sensación de pertenencia.

4. Aislamiento o burbuja
- Por un deseo entendible de proteger a los hijos.
- Porque uno puede pensar que la propia familia es un lugar con el tamaño adecuado para ejercer el control.
- Porque uno quiere estar seguro teniendo cerca a los que piensan como uno.
- Porque al demonizar al mundo entero uno siente que toma venganza o hace justicia de los muchos errores y pecados actuales.

* Doce actitudes y palabras necesarias:

1. Oración: en victoria
2. Discernimiento, serenidad, prudencia
3. Dolor, penitencia
4. Amor: a Dios y al prójimo
5. Comunidad: con sentido de pertenencia
6. Formación histórica (paralelos)
7. Formación doctrinal y moral (catecismo)
8. Formación espiritual (combate)
9. Liderazgo, emprendimiento, capacidad de organización
10. Metas institucionales: recuperación de colegios y universidades católicas
11. Uso inteligente de los medidas de comunicación, propios y ajenos
12. Autoevaluación: personal, familiar, comunitaria y eclesial

También puedes reproducir los tres videos seguidos, en la siguiente lista de reproducción:

Comentarios

Entradas populares